15 consejos prácticos para filmar tu primer producto audiovisual

Publicado el:: 25-04-2018

El primer trabajo siempre produce un poco de miedo para cualquier estudiante de Audiovisual. Es probable que no quedemos 100% conformes con el producto y de a pocos le vayamos encontrando detalles que no nos gustan tanto. Pero que te preocupe, estos primeros trabajos son importantes para medir las capacidades propias y ganar experiencia .

15 consejos prácticos para filmar tu primer producto audiovisual
  1. Tener clara tu idea: Por ejemplo, en el caso de un cortometraje sirve asociar este formato a la idea de una anécdota. Si vemos que esa anécdota que queremos contar es algo que nos interesaría escuchar, eso quiere decir que vamos por buen camino.
  2. Armar un primer guion escrito: Al momento de escribir el guion es bueno respetar las formas del mismo en función de los tiempos que tiene la historia, sabiendo por ejemplo que una página en letra courier tamaño 12 equivale a un minuto de historia. Eso nos ayuda a calcular la duración de la película.
  3. No incluir en el guion lo que no se pueda representar visualmente. Es necesario tener claro cómo escribir un guion, que no es necesariamente contar la historia sino plantear la historia de una forma visual. Se tiene que mostrar lo que se va a ver en pantalla.
  4. Estar abierto a reescribir el guion cuantas veces sea necesario: El guion se escribe y se reescribe una determinada cantidad de veces. Esta construcción progresiva del guion tiene lugar incluso durante el rodaje.
  5. Ver mucho cine: Hay que buscar maneras de contar el argumento en función de las herramientas que tenemos. Para eso es necesario ver mucho cine y tener referencias. Para eso es recomendable poner una película, bajar el volumen, sacarle los subtítulos y ver cómo pega un plano con el otro.
  6. Cómo conseguir colaboradores? Con criterio. Recordar siempre que no es económico contratar gente y que trabajar en un primer producto audiovisual es bastante complicado, por lo que el criterio de selección de colaboradores y técnicos tiene que ser bueno. En este sentido, es bueno que conozcas a las personas de antemano.
  7. Hacer un buen guion técnico. Si tu plan es dirigir la idea que escribiste, a menos que tengas nociones técnicas de fotografía, vas a necesitar un director de fotografía que te dé una mano con la parte estrictamente visual de la historia. Junto con él vas a tener que desarrollar el guion técnico, qué básicamente muestra cómo se va a hacer en planos la historia que está en el guion literal.
  8.  Armar un storyboard: o sea un dibujo de cómo se piensa hacer el plano. Este instrumento sirve mucho de referencia tanto durante el rodaje como para ver la dificultad que tiene el plano en sí.
  9. No atarse a una historia sí o sí. A veces intentamos tanto hacer que una historia encaje en los medios que tenemos, que el producto final termina desvirtuándose.
  10. No atarse a los medios técnicos: Hoy en día todo el mundo puede conseguir prestada una cámara Canon o Nikon que filme en Full HD, una revolución impensada hace 10 o incluso 5 años atrás. Pese a eso, hay que intentar no atarse a los medios técnicos. No todas las ideas necesitan una cámara Full HD. Tenés que buscar los medios, las cámaras, la iluminación y el sonido que mejor vayan con tu historia.
  11. Filmar los exteriores primero. Generalmente se recomienda que se hagan los exteriores primero por el tema del clima. Si tenés los exteriores planificados para el primer día de rodaje y llueve, podés usar ese día para hacer los interiores.
  12. Alterar el orden de la historia durante el rodaje en función de la conveniencia. Es importante saber que el orden de filmación de los hechos no se da en tiempo real en el cine.
  13. No perder de vista la identidad e importancia de los planos: Cada plano genera una sensación distinta. No es lo mismo mostrar a alguien llorando en un plano cerrado, en un primer plano que en un plano general en el que se puede perder todo. Cada plano tiene su función.
  14. Entender las reglas del montaje antes de romperlas: Existe un modelo de representación institucional en materia de técnica fotográfica que es el que usa Hollywood y las películas comerciales y está comprobado que funciona. Básicamente incluye reglas como que no podés saltar de un plano general a un plano cerrado, por ejemplo. O que hay un eje de la acción y siempre hay que filmar de un lado del eje de la acción. Por esa razón se filma siempre desde un lado de un eje imaginario.
  15. Considerar los métodos de preparación del actor ante escenas difíciles: Trabajar con actores es una tarea difícil y delicada. Existen distintas herramientas para preparar al actor. Hay acciones físicas y herramientas que cada uno con la práctica y la experiencia va desarrollando y apropiando como sus instrumentos de trabajo. Este trabajo es exclusivo del director, que durante el rodaje se tiene que ocupar casi únicamente de dirigir a los actores.