Aprender inglés cantando

Publicado el:: 23-05-2018

Aprender inglés se ha convertido en algo de gran importancia en el mundo laboral. Cada vez más las empresas lo requieren en las entrevistas de trabajo y tú, que eres un gran estudiante, quieres aprenderlo.

Cantar no solamente te puede poner de buen humor y alegrarte el día. También es un gran aliado a la hora de practicar otra lengua y pasarlo bien al mismo tiempo

Elige la canción que más te guste
Lo primero que debes hacer es elegir qué canción será la “víctima” de tu aprendizaje. Considera tu nivel de inglés. Si estás empezando, no elijas una canción rap o que sea de este estilo pues cantan muy rápido y usan muchas jergas o frases predeterminadas. Mejor selecciona una balada. Te resultará más fácil llegar a entender el mensaje. De hecho, si apenas sabes nada de inglés, ¿por qué no escoges una canción infantil?

Busca la letra.
Puedes hacer uso de internet y buscarla. Hay infinidad de páginas que ofrecen las letras de las canciones.

Comprende lo que dice
Cuando hayas encontrado la letra, léela con atención. Lo más seguro es que haya palabras que no sepas lo que significan. Busca en tu diccionario de inglés dichas palabras. Luego toma un papel y escribe la palabra original y a su lado lo que significa. Hacer esto te ayudará a memorizarla.

Escucha la canción.
Una vez tengas claro lo que dice la canción, escúchala a la vez que tienes la letra delante. Presta atención a cómo pronuncia el cantante cada palabra. Haciendo esto, tu cerebro estará relacionando la pronunciación con la manera en la que se escribe.

Canta
 Al llegar a este punto, solamente te falta disfrutarla al máximo. No te sientas inseguro. No pienses que cantas mal. Aquí lo importante es aprender inglés, no llegar a cantante profesional. ¡Cántala sin que te dé vergüenza!

Repasa muchas veces.
La repetición es la madre de la retención. Por eso, el consejo es: practica todo lo que puedas. Acabarás tarareando la canción incluso sin darte cuenta puesto que ya te habrás aprendido parte de la letra.

Comienza de nuevo
Cuando sientas que ya dominas lo suficiente una canción, regresa al primer paso. Con el tiempo podrás ir incrementado la dificultad de las canciones si te sientes seguro.