Si quieres ser un profesional después de los 30 años, las carreras técnicas son una buena opción

Publicado el:: 05-10-2017

Conoce por qué seguir una carrera técnica resulta una opción viable para aquellos que desean iniciar una carrera profesional después de los 30 años.

Si quieres ser un profesional después de los 30 años, las carreras técnicas son una buena opción

Existen muchas personas que al terminar sus estudios secundarios, ingresan el mercado laboral de manera inmediata, por falta de recursos en la mayoría de casos.

Muchos de ellos, actualmente, poseen una vasta experiencia en un rubro específico que podrían impulsar estudiando una carrera que les permita aspirar a mejores puestos y sueldos, o incluso, convertirse en un emprendedor con una idea de negocio innovadora.

Sabemos que la edad no es un problema para seguir una carrera profesional, tampoco lo son las responsabilidades y horarios de una persona con carga familiar, ya que existen diferentes modalidades de estudios a distancia.

Aquí, mencionaremos algunos de los aspectos que hacen que las carreras técnicas sean una de las opciones más recomendadas para aquellos que desean iniciar una profesión después de los 30 años de edad.

Conseguir en poco tiempo un mejor puesto y sueldo:

Debido a que las carreras técnicas toman en promedio 3 años de estudio, el aspirante puede culminar en poco tiempo una carrera profesional, en el rubro que desempeña en su actual empleo, así, mientras labora, se convertirá en un profesional técnico.  De este modo, podrá aplicar a un ascenso y, por consiguiente, a un mejor ingreso.

Por otro lado, existen ofertas de carreras técnicas dirigidas especialmente a personas con experiencia laboral y que no cuentan con ninguna especialidad profesional previa.

El factor tiempo

Muchas carreras técnicas ofrecen opciones de estudios a distancia, complementando clases presenciales con semipresenciales, en las que se podrá estudiar desde casa, mediante un computador.

La modalidad semipresencial o a distancia, es la mejor opción para aquellos que cuentan con horarios de trabajo rotativos y, además, necesitan cumplir con responsabilidades en casa.

Carreras con alta demanda laboral

Si se cuenta con experiencia laboral en un rubro específico, sin embargo, no hay interés en seguir una carrera técnica en este campo, se puede optar por las diferentes especializaciones técnicas con gran demanda laboral.

Debido a las industrias que predominan en nuestro país, como la minería, la construcción y la agroindustria, entre otros, los profesionales técnicos en estos campos son altamente demandados y con una oferta salarial alta.

Estos sectores económicos requieren profesionales técnicos, debido a que cuentan con los conocimientos necesarios para solucionar problemas puntuales, de manera práctica y en el menor tiempo posible.

Conoce cuáles son las carreras técnicas de mayor demanda: Carreras técnicas más demandadas en Perú

Oportunidad de emprendimiento

Otro escenario para una persona, de entre 30 y 50 años de edad, es que no desea seguir trabajando de manera dependiente. Muchos cuentan con una buena idea de negocio pero no con los conocimientos profesionales necesarios para ponerlo en marcha.

También podemos encontrar casos de pequeños empresarios que desean especializarse en una carrera profesional que les permita darle un giro de 360ª a su empresa.

Para ellos, las carreras técnicas resultan una opción factible, debido al corto tiempo de estudios y la posibilidad de continuar más especializaciones que sean útiles para su rubro de negocio.

Las carreras técnicas relacionadas a la Administración cuentan con un gran potencial para crear nuevos emprendedores, por otro lado, existen opciones dirigidas, especialmente, a personas con una idea de negocio que deseen desarrollar, como la carrera técnica de Gestión Comercial y Puntos de Venta creado por el instituto Inlog.

Considerando estas ventajas, los futuros profesionales de más de 30 años de edad, pueden empezar a realizar un plan de estudios, acorde a sus necesidades, sin riesgos de perder tiempo ni dinero, ya que una carrera profesional siempre será una inversión a futuro.