Tips claves para no equivocarte eligiendo una carrera

Publicado el:: 23-05-2018

La decisión más importante que todo estudiante debe tomar en su Vida académica es qué carrera estudiar.

Tips claves para no equivocarte eligiendo una carrera
Lo cierto es que hay quienes lo tienen claro desde bien pequeños; de hecho, puede que en alguna ocasión hayamos escuchado a alguien decir: “Yo siempre he querido ser médico”, o “Yo quiero estudiararquitectura”. Son personas que desde temprana edad, han sentido vocación por una actividad en concreto. Siempre han tenido un objetivo muy definido, algo que les encantaba y, por tanto, hay que animarlas a que sigan luchando por aquello a lo que quieren dedicarse en la vida.

Sin embargo, no todo el mundo tiene claro qué carrera estudiar. Lo que es normal pues en algun momento de tu vida, te puedes sientar algo perdido y no saber a ciencia cierta qué camino seguir. ¿Sabes por qué? Sencillamente, porque hasta ahora es muy probable que no te hubieras enfrentado a decisiones de tanta importancia o que de alguna manera pudieran condicionar tu futuro. 

Con esta nota, queremos ayudarte a elegir una carrera que te guste, que te apasione sin sentir ese temor a equivocarte. ¿Cómo?

Aspectos a tener en cuenta para saber qué carrera estudiar:
¿Cómo eres? ¿Eres una persona extrovertida o introvertida? ¿Te gusta estar rodeado de gente o prefieres estar solo? ¿Prefieres trabajar como parte de un equipo o, más bien, de forma independiente? ¿Te gusta idear, pensar y crear o prefieres elaborar, hacer o fabricar? ¿Eres una persona de rutinas marcadas o, más bien, te gusta el cambio? Conocer estos aspectos de tu personalidad te permitirá descartar ciertos estudios y profesiones y, a su vez, ir definiendo de forma más nítida lo que quieres hacer.

¿Cuáles son tus puntos fuertes? ¿En qué curso eres mejor? ¿Eres hábil con números y sabes resolver con cierta soltura los problemas matemáticos? ¿Es “Historia” una de tus materias favoritas, tanto que eres capaz de memorizar nombres, fechas, lugares y acontecimientos? ¿O tal vez, tienes un don para comunicarte y transmitir ideas? Conocer tus puntos fuertes, es decir, aquello que se te da bien, puede orientarte sobre aquellas carreras o estudios que te resultarán más fáciles o, por lo menos, aquellas en las que podrías destacar.

¿Cuáles son tus puntos débiles? Es igualmente importante que también sepas percibir aquellas materias que te generan cierto rechazo, o aquellas en las que no destacabas tanto o sencillamente no eras tan bueno y que, tal vez, podrían suponer un obstáculo para llevar a cabo una determinada carrera.

¿Qué te gusta? ¿Qué es lo que más te atrae? ¿Con qué materias disfrutas más? ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? ¿Hay alguna actividad que consiga evadirte de todo tu alrededor? ¿Alguna afición a la que dediques horas y horas? Quizás detrás de una inocente afición que llevas practicando durante años subyace una posible carrera profesional.

¿Qué es lo más importante para ti? ¿Lo más importante para ti es ayudar a los demás? ¿Tal vez prefieres tener un trabajo reconocido y bien remunerado? ¿O quizás, prefieres disponer de mucho tiempo libre? ¿Optarías por hacer algo que te gusta, aunque la compensación económica no fuera muy alta? Está claro que a la hora de elegir unos estudios debes analizar cuáles son tus expectativas en la vida y, por otro lado, si estos estudios podrán satisfacerlas el día de mañana.

Como bien puedes percibir, las respuestas a estas preguntas son muy personales. Por tanto, no hay respuestas correctas o incorrectas, mejores o peores. El objetivo final es conocerte a ti mismo, y serán las respuestas que obtengas a estas preguntas; es decir, las conclusiones a las que llegues, lo que te ayudará a tomar una decisión acertada y te permitirá finalmente decidir qué carrera estudiar.