Proyección Laboral

Qué NO se debe hacer en una entrevista laboral

Publicado el:: 02-05-2018

El proceso de selección para un trabajo puede ser estresante y provocar nervios

Qué NO se debe hacer en una entrevista laboral
A continuación, te mostramos qué acciones te conviene evitar en una entrevista si quieres tener éxito. Vale aclarar: no existen reglas fijas y generales que determinen que incurrir en alguna de estas acciones te va a llevar al fracaso. Todo depende de cómo lleves la entrevista en general y de tu perfil.

No te muestres desganado ni poco colaborador.
Una de las primeras cosas que los expertos recomiendan es no actuar de manera irrespetuosa hacia el entrevistador. Manifestar desgano al momento de realizar las pruebas psico-técnicas, van a hacerte generar una imagen altamente negativa. Esto suena como algo que nadie necesitaría que le digan, sin embargo estas actitudes son más frecuentes de lo que parece y reflejan, ante todo, un desinterés por el proceso.

No llegues tarde.
Lo cierto es que si no tienes puntualidad en una primera entrevista cuando ni siquiera empezaste a trabajar, vas a sentar un precedente negativo. Hay maneras de llegar más temprano si tienes el vicio de llegar tarde. Adelantar el reloj es una buena estrategia o directamente empezar a mentalizarse de que tenés que salir media hora antes. De hecho, estar ahí 10 minutos antes, causa una buena impresión.

No vayas desarreglado
Hoy en día es muy importante tener un sentido de la estética acorde a las circunstancias, y por supuesto, la entrevista laboral es una instancia en la que esto se aplica y mucho. Esto no quiere decir que haya una manera universal de vestirse para una ocasión como ésta y que tengas que ir formal sí o sí pero siempre es importante que te veas limpio, prolijo y logres transmitir una imagen confiable y profesional. Los criterios básicos de “buena presencia” están basados en prolijidad e higiene personal. Es importante recordar eso.

No te distraigas ni dejes el celular con sonido durante la entrevista.
No es un pecado que te llegue un sms mientras te están entrevistando, pero si se convierte en una constante a lo largo de toda la entrevista, la cosa se complica. Tienes que estar concentrado y mostrarte interesado en el proceso, encontrando la mejor manera de expresarse y comunicar tu experiencia.

No te muestres excesivamente nervioso.
Por más natural que sea estar un poco inquieto o sentir nervios ante una situación como ésta, existen límites. Hay signos no verbales que son analizados por el profesional de RRHH y pueden generar una mala imagen si son muy frecuentes y repetitivos. ¿Cuáles son? Bueno, nada es determinante, pero digamos que sería saludable evitar morderse las uñas o los labios, sentarse como con ganas de irse de la silla, tocarse mucho la cara o jugar con el pelo todo el tiempo. La postura es importante también; lo mejor es una postura relajada y atenta a lo que el entrevistador está diciendo.

No hables solamente. Escucha
Si bien es necesario que comuniques tu experiencia a nivel académico y profesional y respondas a todas las preguntas que el entrevistador te haga, evita entrar en un espiral verborrágico. Mucho más si ello incluye hablar de temas personales cuando no se te preguntó acerca de ellos. Por otro lado, es una buena cosa y refleja cierta inteligencia hacer preguntas acerca del cargo y sus funciones, el perfil buscado y las metas que la empresa tiene a futuro, así como su lugar en el mercado. No preguntes exclusivamente acerca del sueldo. Intenta transmitir tu deseo de entender la dinámica de la empresa en pro de colaborar.