Proyección Laboral

Las fortalezas de un emprendedor

Publicado el:: 10-05-2018

Una de las características que tiene todo emprendedor es conocerse a sí mismo, sus fortalezas, sus puntos a mejorar y actuará para seguir mejorando los primeros y cambiar los últimos. En esta nota, señalaremos los puntos más importantes para un emprendedor.

Las fortalezas de un emprendedor
¿Qué son fortalezas y cómo saber cuáles se tiene?
Como primer paso se debe realizar un análisis de aquellos talentos, cualidades y habilidades naturales que la vida nos ha regalado al nacer. Todo ser humano nace con ciertos dones y es mejor, en algunas cosas, que la mayoría de quienes le rodean. Ya de chico y sin demasiada instrucción, puede notarse aquellos niños que destacan dibujando, o son buenos atletas, buenos comunicadores, buenos construyendo cosas, buenos pensadores, o gustan especialmente de la naturaleza, entre otras habilidades.

El buen emprendedor no solo las reconoce, sino que las desarrolla y mejora hasta convertirlas en un arte la  determinación y trabajo arduo en aprovechar sus dones y desarrollarlos hasta la perfección. Si ayudamos a la naturaleza y trabajamos en desarrollar nuestros talentos innatos hasta el punto de convertirnos en realmente buenos, y por qué no en los mejores, ganaremos valor en lo personal y profesional, lo cual será un activo importante a la hora de emprender.

Otra fortaleza que todo emprendedor debe poseer es los conocimientos, es decir todo lo que el emprendedor va aprendiendo desde el colegio y tal vez lo mas importante la experiecia. En base a esto último, varios programas de desarrollo emprendedor enseñan a los participantes bajo una metodología del “aprender haciendo”. Para ello, se somete a los participantes a que, durante un plazo determinado, deban crear desde cero, un emprendimiento que involucre la producción, venta y administración del negocio.

Ese ejercicio vivencial de enfrentarse a los desafíos de emprender, suele ser la manera más enriquecedora y efectiva para adquirir conocimientos prácticos que luego podrá aplicar a cualquier otro negocio en el futuro.

Los valores y actitudes del emprendedor, también constituyen una fortaleza fundamental del emprendedor. Sin una actitud positiva, proactiva y perseverante, suelen desperdiciarse muchos talentos innatos de las personas.

Por último, pero no menos importante, también constituyen fortalezas, los recursos que el emprendedor tiene a disposición. En cuanto a recursos, me refiero no solamente a recursos materiales (máquinas, establecimientos, vehículos, etc), ni financieros (ahorros en dinero o capacidad de endeudamiento), sino también a su propia capacidad de trabajo respaldada por su salud personal (recurso muchas veces olvidado, pero fundamental), y a los contactos y relaciones con los que cuenta.
Las conexiones personales y relaciones del emprendedor, resultan fundamentales en las etapas tempranas del emprendimiento, por lo cual la actividad de networking (trabajar en desarrollar y construir redes de relaciones) debe ser una actividad clave de todo emprendedor.

¿Cuáles son tus fortalezas sobre las cuales basarás tu emprendimiento?