Consejos

¿Cómo decir a tus padres que has jalado un curso?

Publicado el:: 29-05-2018

Has jalado un curso y no sabes como decirle a tus papás, no te preocupes estas cinco habilidades esenciales para comunicar malas noticias nos serán de mucha utilidad para dar la cara ante nuestros padres.

¿Cómo decir a tus padres que has jalado un curso?

La sinceridad
Si tus padres pueden ser considerados estrictos, mentirles u ocultarles la verdad puede parecernos una salida fácil, sin embargo esto no nos beneficia en absoluto, ya que si descubren nuestramentira, la situación se complicará y perderán su confianza en nosotros, como consecuencia vas a tenerlos más pendientes a ti que nunca controlando lo que hacemos con más asiduidad.

Empatía
Ponerse en los zapatos de los demás es un ejercicio que deberíamos practicar continuamente, pero más aún cuando vamos a disgustar a alguien a quien queremos. Por mucho que nosotros pensemos que nuestros padres ya no deben controlar nada porque somos adultos, lo cierto es que ellos nos estén apoyando económicamente para que podamos estudiar. Antes de sentarnos a hablar con ellos, es bueno que pensemos en cómo se sentirán ante la noticia de nuestro suspenso y así poder entender con más empatía sus posibles reacciones para no ponernos a la defensiva.

Asertividad
Si nos consideramos adultos actuemos como ta. Tenemos que ser directos, francos, decir las cosas con tranquilidad y objetividad, asumiendo nuestra responsabilidad y sin atacar ni actuar a la defensiva. La asertividad es una habilidad que todos debemos desarrollar para relacionarnos de forma saludable con otras personas; ponte a ello.

Locus de control
En psicología se llama locus al lugar en el que las personas colocan la causa de las cosas que les ocurren, es decir, a quién o a qué culpabilizamos de lo que nos pasa. Cuando tenemos un locus de control externo, lo que nos ocurra es responsabilidad de agentes externos como las circunstancias, los profesores que nos tienen manía, el mal tiempo… Esta costumbre de echar la culpa a alguien más denota inmadurez y a nuestros padres no les gustará que usemos este recurso. 

Confianza
Si vamos a hablar con nuestros padres con un plan meditado para superar el bache y proponiendo soluciones, estaremos demostrando que creemos en nuestra capacidad para mejorar, que asumimos nuestros errores y que podemos aspirar a más. Esto tranquilizará a nuestros padres y les hará confiar en nosotros, de manera que el disgusto se suavizará y estarán menos encima de nosotros de lo que estarían si les dejamos a ellos que nos solucionen los problemas.

Unos padres estrictos, a ciertas edades, resulta un tanto agotador, pero no podemos olvidar que lo que tenemos es gracias a ellos y que siempre es mejor tener a tus padres encima que tener unos padres que pasen de ti. Ahora solo tienes que cumplir con tu parte. ¡Suerte!