Proyección Laboral

¿Existen los riesgos calculados?

Publicado el:: 23-05-2018

Cuando se describe a un emprendedor es difícil no relacionarlo con la palabra “riesgo”. Se dice que el emprendedor es alguien que posee poca aversión al riesgo pero a riesgos calculados

¿Existen los riesgos calculados?
Otros lo han definido como “”. Yo no iría tan lejos. El emprendedor corre riesgos, sí, pero riesgos calculados.

El emprendor no es solo aquel que se tira de un precipicio y construye el avión en el aire durante la caída o se tira de cabeza a una piscina sin saber si hay agua o no. Porque si se tira y resulta que no la hubiera, se mata o al menos quedará muy maltrecho.

Entonces, ¿a qué nos referimos cuando decimos riesgos calculados? Se trata de conocer el peor escenario y sus consecuencias, y aceptarlas como resultado posible. Pero también consiste en buscar reducir la incertidumbre hasta un nivel aceptable. Ello se puede realizar a través de técnicas ágiles, tableros de experimentación, pruebas de concepto (MVP) o estudios de mercado. Cualquiera sea la técnica elegida, lo que se busca en poco tiempo es testear todos los escenarios posibles.

Validando las hipótesis, reducimos la incertidumbre (y por lo tanto el riesgo), pero no lo eliminamos, ya que cada nueva etapa supondrá riesgos diferentes. La etapa de diseño y gestación de la idea; la etapa de puesta en marcha del proyecto; la etapa de desarrollo inicial del negocio; y la etapa de aceleración y crecimiento de la empresa.

Existen riesgos que no podremos evitar, pero sí mitigar su impacto en caso de ocurrencia, como emprendedores debemos (pocas veces se hace) realizar un análisis y evaluación de los riesgos durante cada etapa del proyecto, identificando tanto los riesgos mismos, como su probabilidad de ocurrencia y la gravedad del impacto que pudiera tener sobre el negocio. Luego, pensar de antemano qué medidas podemos tomar para reducir las probabilidades (en caso de ser posible) o mitigar el impacto.