Cómo estudiar para un examen de manera estratégica

Publicado el:: 29-11-2017

Utiliza técnicas sencillas para hacer el proceso de estudio más fácil y práctico.

Cómo estudiar para un examen de manera estratégica

Preparase para un examen final o parcial, es una tarea realmente ardua para aquellos que no utilizan una técnica estudios adecuada. Dedicarse a estudiar, en pocas horas, lo realizado durante meses, es más agotador y, posiblemente, menos efectivo.

Existen algunos métodos que facilitan el aprendizaje y agilizan el proceso de estudio. Aquí detallaremos algunos de los más recomendados.

1 hora al día:

Para obtener un aprendizaje progresivo, emplear una hora diaria para repasar lo aprendido, es una técnica muy eficaz que ayuda a retener información de importancia cada día. De este modo, no acumularemos información para las horas previas al examen, haciendo más eficaz el proceso de estudio.

La auto recompensa:

Esta técnica ayuda a asociar el estudio con algo positivo, por ello, después de tomar tu hora diaria de estudia, date un recompensa como un bocadillo agradable, un descanso o realizar algún juego.

Leer al revés:

Se ha comprobado de manera científica que leer frases al revés, mejora la concentración durante la lectura, debido a que toma un doble proceso para asimilar la información. Esta técnica es recomendada cuando notamos que nuestra concentración esta disminuyendo.

Estudio sensorial:

Usa más que la vista mientras estudias, utiliza todos los sentidos que puedas para asimilar mejor la información. Puedes utilizar el tacto mientras lees, tocando las hojas del libro; también puedes emplear el olfato, mientras tomas una taza de café al leer; o grabar tus notas para luego oírlas. Prueba de manera creativa cómo emplear tus sentidos.

El estado de ánimo:

Mientras estudiamos, se recomienda mantener una actitud positiva, ya que, cuando uno está contento, memoriza mejor. Por ello, es recomendable reír para liberar tensión y relajar los músculos, o preparar un ambiente agradable de estudio que nos provoque un buen estado de ánimo.

Grupos de estudio:

Compartir información y debatir ideas es una buena forma de asimilar lo aprendido, ya que reforzaremos ideas y nos motivaremos a aprender mucho más.

 

Ahora, pon en práctica estas técnicas y logra que la semana de exámenes sea mucho más llevadera y provechosa.