nada

La importancia de dormir ocho horas

Publicado el:: 26-04-2018

Existen investigaciones que señalan que dormir poco puede generar dificultades de salud que pueden ir desde trastornos de humor hasta enfermedades más graves.

La importancia de dormir ocho horas
Nos ha pasado alguna vez que tenemos un trabajo para entregar, estudiar para un examen o terminar un presentación para mañana. Las fechas de entregas o deadline siempre son complicadas, pesadillas y no nos permiten dormir las horas reglamentadas. Sin embargo, estudios afirman que dormir mal puede tener graves consecuencias en nuestro organismo que van desde trastornos de humor hasta cáncer.

Tener pocas horas de sueño es común entre lo universitarios. Fechas de entregas exigentes, de parciales y exámenes que demandan extensas jornadas de estudio, son –y seguirán siendo– los factores que vulneran gran parte de nuestras horas de sueño acumulación semanal. Se recomienda una serie de elementos que facilitarán lograr completar el tiempo recomendado de descanso en adultos:

1- Mantener el cuarto oscuro y silencioso.
2- Evitar lecturas previas que puedan exaltarnos o preocuparnos.
3- No realizar ejercicio aeróbico en las tres horas previas al sueño.
4- Evitar fuertes cenas y al mismo tiempo no pasar hambre durante la noche.

Las consecuencias de dormir mal
Un estudiante universitario que no tiene la capacidad de de completar sus horas de sueño, puede sufrir dificultades de salud en el corto y largo plazo, tales como cambios repentinos de humor y la disminución en la atención y al largo plazo puede sufrir tendencias de obesidad, diabetes, ansiedad, depresión, presión arterial y/o cáncer.

Los problemas de obesidad y diabetes pueden ser causados por falta de sueño ya que puede aumentar los niveles de azúcar en sangre y enlentecer el metabolismo, según estudio publicado en Science Translational Medicine. A su vez, el universitario que no descansa bien es más propenso a seleccionar de mala manera sus alimentos, llevando a una pobre nutrición alimenticia.

Por otra parte si el mal dormir se vuelve una costumbre, lo que se considera una deficiencia crónica de sueño, el estudiante puede reaccionar con grandes trastornos de humor. Los trastornos de mayor relevancia son ansiedad, irritabilidad y poca satisfacción personal.

Por último, las consecuencias de mayor gravedad son el aumento de la presión arterial y las posibilidades de desarrollar cáncer. La presión arterial, según estudio de European Heart Journal, tiene un 48% más de posibilidades de encontrarse en un adulto con pocas horas de sueño que en otro con las cantidades adecuadas. El cáncer, por su parte, parece desarrollarse debido a que el poco dormir genera inflamación corporal e interfiere en el proceso de inmunidad, siendo ambas consecuencias muy ligadas con el desarrollo de cáncer.


AVISO COOKIES+

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar +